Al volante del Mercedes-AMG GT R, un deportivo criado en Nürburgring

AMG, la marca deportiva de Mercedes-Benz cumple cinco décadas y está decidida a celebrarlo por todo lo alto. La guinda llegará a final de año con el ‘hypercar’ Project One propulsado por un motor de Fórmula 1 puro y duro, pero antes de eso, como si de un aperitivo se tratase, hemos tenido la oportunidad de conducir el AMG GT R, el modelo de calle más impresionante en su historia… al menos hasta hoy.14904700207844

Como el buen vino, el AMG GT es un coche que va mejorando con el tiempo. Por unos 35.000 euros más que el GT S, el ‘R’ dispone de un motor V8 mejorado (probablemente con el mejor sonido de un motor rubo que he probado nunca), un comportamiento más preciso y efectivo y, curiosamente, más cómodo en asfaltos irregulares.

Más allá de la nueva parrilla delantera, con claras referencias visuales al 300 SL que se convirtió en un mito en la carrera Panamericana de 1952, cuenta con un nuevo faldón delantero con tomas de aire más grandes y un morro que es 4,6 centímetros más ancho que el del AMG GT ‘a secas’.

Una de las novedades del Mercedes-AMG GT R es que dispone de un deflector activo que baja automáticamente 4 centímetros cuando se rebasan los 80 km hora en el modo de conducción RACE o los 120 km hora en los modos Confort, Sport y Sport +, cambiando significativamente el flujo del aire y generando un efecto Venturi (proveniente de la aeronáutica) que fue utilizado por algunos equipos de Fórmula 1 en los años 80.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s